DESCENSO DEL CINCA 2015 – Crónica por Rodolfo “Rudi” Amorrortu.

Ciudad de Fraga (Huesca): Todo un despliegue de medios para una prueba piragüística, algo a lo que no estamos acostumbrados. Se trata de una comarca agricultora donde viven principalmente de la fruta. Hemos sacado nuestras piraguas del pabellón municipal, donde entré en furgoneta a llevarlas y donde han dormido la mayoría de los equipos. El domingo subimos en autobús de la organización. El ambiente en el soto es muy animado. Hay varios fotógrafos, muchos equipos del Este de España, con los que no solemos competir : Casteldefells, Banyoles, Sícoris, Algemesí, Cullera, Thader, Helios etc etc. , charlamos con los del Mitjana, a quienes conocíamos de la prueba de Zumaya. Hay hasta desayuno, gratuito y de pie, algo inusitado para nosotros. Antes de la salida me acerqué a Aura y tuve que hablarle de cualquier tema menos de piraguas, para que soltase la tensión precompetitiva que le atenazaba. De hecho, el sábado habíamos bajado el río , yo con Keko en K2 y Aura cerca en un americano, un barco súper fino, ya que nos habían dicho que había poco agua. Fue difícil hacerlo sin cubre, a pesar de las indicaciones sabias de Keko llegamos a inundarnos y pasamos un poco de susto, a parte de una lluvia torrencial de tormenta, casi no dormimos esa noche, pero fue muy ventajoso tener ya el río hecho. Keko se tuvo que marchar para Cantabria pues trabajaba.
piragüismo cantabria - descenso del cinca 01Es una salida de tierra , te ajustas los cubrebañeras del K 2 con mi amigo Francisco, y dejas que la corriente empuje la proa, ya estás en carrera. Es un K2 sudafricano no muy adecuado para este río porque tiene una proa muy fina, pero al menos habíamos puesto botaaguas y bomba de achique . Lo primero es curva a la derecha y un rabión suave , con poco agua, donde ya encontramos unos cuantos caídos que nos dejaron pasar, por suerte. Unos cientos de metros más allá hay una turbulencia en línea recta con agua a borbotones, sólo tienes que remar con alta frecuencia y el barco hace lo demás. El tercer obstáculo , y no llevamos ni 1 km, es un salto hacia abajo para sortear una isla que hay a la derecha. Allí metí la proa entre tres K1 que iban más despacio, las olas eran descomunales, suelto un lado de la pala para no hacerlas daño y pongo una mano en otra piragua, pasamos así sin problema y sin caer ninguno de los 3 barcos. Debajo del salto sólo veías cabezas de palistas que habían caído y estaban nadando. Tranquilizaba ver los hombres rana de la organización, voluntarios en traje de neopreno metidos en el río para hacer rescates. Aura allí presenció un K2 partirse por la mitad al intentar corregir la trayectoria tarde, sus palistas siendo escupidos hacia el remolino pero sin hacerse daño.

piragüismo cantabria - descenso del cinca 02Luego hay varios largos de remar, entre bosque de ribera y un río muy ancho, mientras nos alejamos de Fraga. Pronto encontramos una curva estrecha pero con bastante agua y árboles muy bajos, hay que salir de las olas para no embarcar agua, pues nuestra línea de flotación nos deja poco margen. Mi amigo Fran me anima, “venga Rudi, lo estamos haciendo muy bien”. El siempre me indica por dónde hay que ir, pues baja ríos desde los 14 años, esto da un plus de confianza, pero yo también me fijo en cómo les va a los que van delante según lo que hagan.
En un rabión nos equivocamos y entró bastante agua , paramos a achicar y lástima, porque poco después venía el porteo obligatorio, donde quien más quien menos, todos tuvieron alguna dificultad para las maniobras. Aura entonces llegaba cuando nosotros ya partíamos, no la sacábamos tanto. Ella hasta tuvo que esperar cola para poder embarcar, detrás de un K2 con dificultades.

piragüismo cantabria – piragüismo cantabria – piragüismo cantabria

piragüismo cantabria - descenso del cinca 03EL SALTO DE TORRENTE:
Pasamos el pueblo de Torrente con otra zona de piedras y borbotones. Pero faltaba el “salto”, un desnivel con grandes ondulaciones. Giro a la derecha y me precipito hacia abajo vertiginosamente entre el rumor ensordecedor en nuestros oídos, lamiendo casi unas rocas redondas . Parece que vamos imparables contra el suelo y sin embargo remamos con determinación hacia abajo . Cuesta creer cómo la ola gigante que tenemos delante ha podido levantar 250 kilos brutalmente, poniéndonos completamente verticales entre la espuma deslumbrante al sol, dejo de remar un instante, es como un paréntesis donde todo se para, para dejar subir la proa, o quizá porque no llegaba con la pala . Miro a la orilla , una treintena de personas están pendientes de nuestro trepidante cabeceo, pero en cuanto toco el agua me pongo a remar a toda revolución, para dar adherencia al barco y no perder estabilidad. Nunca he remado tan deprisa. Un largo aplauso nos es regalado por los espectadores , ahora avanzamos tranquilos… casi no podemos creer lo que acabamos de hacer.

piragüismo cantabria - descenso del cinca 04Después de este trago todo nos parece ya fácil, o lo es. Lo cierto es que de repente las aguas marrones del Cinca se encuentran con otras transparentes del Segre, que parecen negras porque estamos a contraluz. Decido meterme ahí , pues parecen más profundas. Allí enganchamos a un K1 del Hiberus y marchamos a su ola hasta el pantano de Ribarroja, donde nos metemos por el centro y notamos que el barco marcha más vivo al haber más calado. Ya sólo temíamos a los siluros, peces de 2 metros y casi 100 kilos que viven debajo. Así, a 1 km de meta, adelantamos a 7 embarcaciones, llegando felices a Mequinenza y en menos de 2 horas en los 19 kilómetros. Los ganadores fueron Martín Torres y Vizcaíno, del Aranjuez. Nosotros hicimos 3º en K2 Veteranos, toda una novedad para nosotros. Sacamos 10 minutos a Aura, que hizo 4ª por 13 segundos en una actuación clamorosa y encomiable pues es su 2º año y su 1º río turbulento. El podio nos sentó bien, anima a todo el club y además nos dieron fruta y vino, es lo bueno de las zonas agrícolas.

piragüismo cantabria - descenso del cinca 06

piragüismo cantabria – piragüismo cantabria – piragüismo cantabria

PRUEBA DE LOS CHIQUILLOS EN MEQUINENZA (ZARAGOZA).
El sábado por la tarde salimos del camping en piragua hacia la salida de los chiquillos que estaba cerca. En Benjamines salían 23 , arrimaron a Martín contra el pantalán y a pesar de eso salió 7º, adelantando 2 puestos en la 1ª ciaboga para ser 5º frente a un elenco de kayaks , en una regata donde no se respetó la limitación del minikayak en ninguna categoría. De hecho , tanto Martín como Víctor fueron 1º minikayak en meta, o sea primeros.
Desde el K 2 Francisco alentaba y exigía a sus pupilos el máximo. En alevines, también 1 km, Víctor salía el 18º entre 32 palistas. En la 1ª ciaboga uno por el interior se abría tanto que le obligó a aumentar el recorrido, pero Víctor pegó un cambio de ritmo y le rebasó para quitarse problemas, remontando todo el tiempo para batir a dos al sprint y hacer 11º.

piragüismo cantabria - descenso del cinca 07En infantiles, cuando Celia estaba en 1ª línea de salida, una le dijo “si no te apartas te reviento”. En 13-14 años , las chicas dominaron la regata claramente, haciendo los 4 primeros puestos frente a los chicos. Espectacular la ganadora, Aitana Gastaldo , del Silla, con una técnica perfecta. Las nuestras se quedaron muy atrás al principio, pero fueron remontando durante 3 km primero Virginia y después Celia iba delante, pero a 50 metros de meta la estela de una motora la hizo caer, subió al pantalán y montó, Virginia la adelantó en el final e hizo 3ª , pero por un error en la inscripción, en parte mío y en parte de los árbitros, fue clasificada 8ª en una categoría superior , mientras Celia injustamente fue descalificada por perder la tablilla en la caída.

El domingo por la tarde pasaron todo el día en la piscina y aprovechamos para hacer juegos de mejora de la natación. También conocimos a unos holandeses que estaban haciendo 30.000 km en bici.

Rudi

piragüismo cantabria - descenso del cinca 08

piragüismo cantabria – piragüismo cantabria – piragüismo cantabria