10000 del soplao. Este fin de semana se celebran varias de las pruebas del ya clásico infierno cántabro. Y es que los 10000 del Soplao se han ido convirtiendo, por méritos propios, en una prueba referente en España.

En esta edición se han sobrepasado los psicológicos 10.000 inscritos, y entre ellos, varios de los nuestros. En este artículoos queremos dejar la perspectiva y narración de uno de ellos, nuestro querido Javi, el cual no ha tenido una idea mejor que retar al mar en una travesía de 10km a nado por la playa de Merón, en un recorrido de dos vueltas de 5.000m.

Pero mejor que os lo cuente él.

10000 del soplaoBueno, el día ha sido formidable, buena temperatura, nubladillo y definitivamente esta playa no es el sardi, pero esto es el Soplao y por eso lo llaman el infierno cántabro…

Salí en primera fila con los gallos, pero solo para la foto, una vez en el agua me convertí de nuevo en pato y dejé a los pros, así que me fui adaptando hasta toparme con un tío que llevaba un ritmo apropiado, el mío. El primer largo de 2500 fue muy cómodo, llegamos al viraje, bebimos gatorade que daban desde una lancha y regresamos a por el segundo 5000… Formamos un grupete de 4 muy majo y llegamos al giro muy bien, pero siendo conscientes que habíamos tardado bastante más que en la primera vuelta.

Más liquido y geles y otra vez en marcha, mi compañero de fatigas empezó a acusar el esfuerzo y a eso de los 7200 me dijo que “iba tocado”, el tío en cuestión no parecía ser de esos que se quejan por vicio, así que leyendo entre lineas, estaba jodido. Pero apenas a 300m estaba la lancha, así que lo animé a llegar, comer, beber y luego poco a poco volveríamos para acabar la gesta. Una vez en la lancha, se agarró como un koala a un árbol sagrado, bebió y comió como si fuera gratis, (que de hecho lo es) y yo no dejaba de mirar al fondo pensando que me tocaba volver solo… y así fue.

10000 del soplaoEmpezamos el ultimo largo y me dijo que tirase, de la que giro la cabeza veo una montaña de agua que me iba a romper encima, me sumerjo y al salir veo otra vaca parecida, busco al colega y estaba como a 100m por detrás. De manera que viendo las olas y que mi compañero de fatigas se iba quedando, decidí tirar, me metí mar adentro y superé las olas, pero la corriente estaba haciendo lo suyo y me costó un triunfo llegar al 10000. La arena del fondo no se movía en cada brazada, que locura, así que el último mil tuve que darlo todo.

Mis hombros no dan para más, y ya en la orilla sentí de nuevo lo que es terminar un 10000 del Soplao. No lo puedo describir exactamente pero una mezcla de alegría, ganas de llorar, orgullo, satisfacción y mucho agradecimiento a todos los que me habéis apoyado, tanto madrugando para entrenar, como animándome.”

“Un abrazo equipo, hoy entramos todos en meta.”

10000 del soplao

Más info:

Web 10000 del soplao

Recorrido 10km a nado